30 septiembre 2008

Fragile


Hoy salieron tantas cosas como todos los días, que menos mal que salí desde mi casa para llegar a la U y generar la suficiente endorfina para mantenerme en paz. Luego, volví hasta las rectas las salinas para ver el atardecer. Se nota que es primavera, muchas parejas andan por la playa y eso me da miedo. Ojala nunca me encuentre a nadie. Con mi bicicleta me ha bastado hasta ahora, con ella llego hasta donde deseo para sentarme y ver el sol esconder. Entonces siempre nace mi relación amor odio con el día. Porque este momento tan mio solo tiene como consecuencia que cuando me vaya de ahí para llegar a algún otro lugar sea de noche. 

Nadie dice que los atardeceres son felices. Al menos a mi, de acuerdo a todo esto, me estabiliza un poco. El Sol está ahi, provocando emociones, y aunque se que si pestañeo él se irá. 

Este viaje hizo que mi día fuera tan bonito como los demás, y tan solo necesité de 2 horas. Desde las 17.30 hasta las 18.30, desde la Sala de Estar hasta estar sentado en la recta las salinas con la bicicleta en la arena.

6 comentarios:

  1. hoy iba en la micro hacia mi colegio, y en el paradero me dije "me bajo?" deseé tanto seguir de largo hasta una playa tranquila mirando el sol, el mar, pero.. uff, tenía prueba de quimica

    ResponderEliminar
  2. eso de atardeceres con una bicicleta como pareja debe ser lo que ando buscando.

    el sol ultimamente tbnme ha acompañado.

    saludos miguel.

    ResponderEliminar
  3. Siempre veo mariposas revoloteando por ahi..
    eso me pone feliz,
    me saca una sonrisa...
    aunque aveces la sonrisa sea triste.

    Cuando veo atardeceres solo siento,
    como cuando veo mariposas...

    y cuando leí esto escrito aqui, y lo sentí... solo quise escribir
    =)

    ResponderEliminar
  4. si...el que pesatñea pierde!!

    Miguel, es como si no te leyera..como sie te escuchara.. no se si por telepatia o por las orejillas. Miguel.. aun no hay nombre para la bicicleta??

    ResponderEliminar
  5. Hoy sería un perfecto amanecer de primavera, si no fuera porque es invierno y está amaneciendo...

    ResponderEliminar
  6. El principito dijo que a uno le gustan los atardeceres cuando se siente realmente triste! Los atardeceres no son felices, tampoco tristes, yo creo que depende de cada uno, últimamente mis atardeceres han sido inmensamente felices, me siento re bien, estoy rodeada de cosas buenas y de gente aún más buena...
    Y a tí te debo harto..
    Mucho!
    :D gracias
    =*

    ResponderEliminar