31 agosto 2010

Lejano

Los colores se hacen visibles, en la luz, de acuerdo a su frecuencia,
todos los sabemos.
y los que emanamos, dependen de nuestra vibración.
Los tonos que nos equilibran,
también.
las frecuencias de nuestros ánimos,
también.
los sonidos encontrados
también.

Perdidos en nuestras propios sentidos
podemos encontrar, de igual forma, instantes precisos
donde la canción es la misma
de inicio a fin,
y lo demás, en nuestro encuentro, es combinación de todo lo que irradiamos.
De ahí,
de donde todo se mueve constante y permanente
es donde encontramos sinergia.
casi como una paradoja

Todo, es la inercia infiel vívida de las situaciones espontaneas.
de los deseos y del aprendizaje.

No escribo solo cosas malas.

1 comentario:

  1. nunca escribes cosas malas, sólo das opiniones de ellas. Y a veces esa misma inercia es la que nos lleva, corriente arriba o corriente abajo en un río donde la vida pasa como las piedrecillas cautivas del fondo. Creo que nunca te he dado las gracias, miguel, por ser un pilar dentro de lo que para mí ha sido "nadar".

    Gracias.

    ResponderEliminar