26 diciembre 2011

Ilusión



"No me malinterpreten
no estoy quejándome,
soy jardinero de mis dilemas"

Siento desilusión por este lugar.
No estoy apenado, ni incomodo, ni destruido.
Solo siento un poco de desilusión.

Desilusionado por vivir en una ciudad donde el capitalismo es efectivo.
Donde la gente, probablemente no se pregunta, ni se cuestiona el lugar donde se encuentra.
Porque en esta comodidad, las personas que sustentan esta piramide son invisibles.

Nunca he cuestionado la realidad,
mucho menos podría hablar que aquí todo es falso,
porque a ratos me suele embargar esta desilusión.
Que es tan real como todos los autos lujosos y los edificios en forma de espejo
que segundo a segundo te repiten lo joven que eres y debes permanecer.
Tan real como todas las corbatas y ternos que uniforman a los habitantes.
Que de habitantes, parecen tener nada.

Esta ciudad sabe a juventud,
una juventud pornográfica,
obsesionada con la limpieza,
con la estética superficial y física.
Real y permanente.
Como si ser joven fuera ser util y bello
Y los viejos son completamente invisibles.

Mi desilusión pasa
por venir de una ciudad que vivía en constante revolución,
revolución romantica
de constantes cambios, decadencia, nostalgia y viento marino.

Mi desilusión es un poco romántica,
por el extrañamiento espacial,
porque de pronto me hace falta abusar de la poesía
en mi lenguaje.
Porque anhelo las pendientes de las calles porteñas
que no solo definen el escenario y las imagenes
sino también los animos
y las relaciones.


4 comentarios:

  1. Dear Migue,
    Rescato de Valpo, con toda su mierdita, que de los lugares que conozco, es de esos donde sólo habitas y eres sin la locura de pretender ser algo (algo exitista obvio)... sin verguenza a quedarse en el pasado, ni de sus choros del puerto.

    Se nos vienen muchas urbes por recorrer con edificios de espejos y todas esas cosas, y otras, tan o más místicas que la nuestra:P.

    Stgo. es medio insípido a veces, pero es un mero trámite, aguante! y te espero pa` new year.

    ResponderEliminar
  2. sabía que no te gustaría lo que es santiago, lo que aparenta ser , y lo que efectivamente huele a mierda andante. Habrá que vivir acorde a tu interior no más.

    ResponderEliminar
  3. Y bravo!, una vez más. Una palabra lo describe: vanidad.
    Siento lo mismo, exactamente lo mismo.

    ResponderEliminar