08 abril 2008

Mira lo que vino a hacer mi vida.

Y somos esto, porque hay alguien frente a nosotros, en cualquier circunstancia que nos diga, nos critique, nos analice y nos desee de tal forma, que encontrará palabras para definir nuestros estados, acotando nuestra infinita energía en un material que tiene alto, ancho y largo y no solo para las dimensiones palpables, también para lo que alguna vez podamos intuir o podamos demostrar.
Empezamos siendo niños y rápidamente crecemos. Luego las personas se convierten en adultas y envejecen. Pero esto no es tan simple ni obvio, tampoco tan complejo como para que tratemos de comprenderlo. Esto da para que nos alejemos de ciertas personas, instancias y lugares, y no por volvernos egoístas o fríos, sino para fluir....

Y aquí podemos detenernos por muchas canciones. Porque buscando algo un poco más absoluto que nuestras palabras que se quiebran una vez a la semana llegamos a esto, que en realidad parece no ser nuestro.

Al menos creo que es una posibilidad, es lo que me pasa y es lo que vino a hacer mi vida.

3 comentarios:

  1. hoy pensé que quizás para fluir no necesitamos alejarnos tanto de "esas personas que tenemos al frente".

    ResponderEliminar
  2. Aún me cuesta entender lo que escribes! en cambio yo soy tan obvia :taim:

    ResponderEliminar