14 noviembre 2008

Another grey day in the big blue world (2)

Arriba, en los cerros de Quilpué hay grandes lagunas, bordeadas de murallas que parecieran ser de algún castillo. Todo está en ruinas, es difícil subir de forma directa. Pero a mis brazos los ayuda mi memoria, y les dice que se acuerden que están soñando, y que es un sueño lúcido, que puede volar a antojo. Entonces mis piernas, atrevidamente escuchan y elevan cuerpo para llevarme hasta la punta de una torre de ladrillos grises en decadencia. Estoy sentado a lo alto, veo a mi derecha lagunas gigantes con un fondo de colinas verdes, y el resto es solo aire celeste, nubes y una realidad disminuida por la distancia, mis rodillas tapan los limites de esta torre con estos treinta metros de altura.

Veo personas caminando, bordeando las murallas, queriendo llegar al lago. Si supieran volar... Todas podrían estar sentadas aquí mirando las nubes y el agua que inevitablemente intervendría su paz.

Ojala puedan sentarse aquí, por tan solo unos segundos...

9 comentarios:

  1. Entiendo, bacanes como los sueños tridimensionales estilo cámara lomo.

    ResponderEliminar
  2. a veces...no son necesarias mas de 4 lineas para unir los nueve puntos




    . . .
    . . .
    . . .



    (te habia escrito en tu entrada anterior...creo que tambien debieras leerlo..solo-porque-si)

    ResponderEliminar
  3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  4. http://tiaocasa.blogspot.com/

    Es sólo cosa de creer...

    ResponderEliminar
  5. No sé que postearte... te postié todo lo que me llegó en tu escrito anterior.. leélo :) saludos!


    http://jugodesandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Que fuerte es este Blog... Me gusta mucho. Te encontré por el Blog de NYUU y acá estoy, haciéndote llegar mi opinión sobre tu espacio porque me parecio muy interesante desde el nombre que le pusiste.

    Un GRAN abrazo. A ver si te gusta el mío!

    http://acercandoladistancia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. El título de tu blog se parece a una idea de unos loquitos a los que llamaban herejes. Ellos permitìan el suicidio sólo en el caso de plena satisfacción. Si no era de ese modo, por ejemplo, si termiaran con su vida por miedo, estarían condenados a vivir con esa emoción por siempre.

    Y a veces sueño que camino y no toco el suelo, y es raro porque tengo vértigo. Quizás la idea de
    sentirse libre de la realidad aunque sea tan solo por un momento, es tan atractiva que vale la pena sobrellevar otras cosas.
    Sobretodo si es algo por lo que vale la pena sacrificarse.

    Espero que hayas entendido algo de todo esto.

    ResponderEliminar
  8. Es mucha la patudez... pero creo que puedo cerrar los ojos y estar sentada ahí a tu lado.

    ResponderEliminar