23 agosto 2010

Siempre

Siempre te hablo desde mi estomago. Siempre te recibo en mi pecho. Siempre te espero sentado en posición de semi loto. Siempre me desesperas en el cuello. Siempre te miro desde mi espalda hacia mis brazos, como si tuviera alas. Siempre te espero con audífonos. Siempre te imagino con colores. Siempre te reconozco con olores. Siempre me familiarizo con tu sonrisa. Siempre te amo empezando con las yemas de mis dedos y tu cuello.

1 comentario:

  1. se podrìan escribir algunas lìneas como esta en algun muro, en algun papel amarillo, en algun suelo, en algñun metro. No sé. Me gustó.Imagino el rostro de la persona a quien le es dedicado esto cuando recièn lo lee por primera vez, ese brillo en esos ojos, debe ser recordado.

    un saludo.

    ResponderEliminar