07 septiembre 2010

Antes

Hablemos de cosas ciertas.
Dejemos de lado lado la ilusión de controlar la mente y volvamos al cuerpo.
Sentémonos en la intimidad necesaria,
en la vereda de siempre.
en el puente que ya nadie transita.
Escribamos en nuestros pies,
dibujemos sonrisas en el aire para la gente,
dispersémonos en el tabaco.

Hablemos de cosas ciertas
donde todo nos da igual
por el solo hecho de confiar en que cada átomo
está en el lugar correcto.

Hablemos de cosas ciertas,
del tiempo y de lo necesario que es preparar, esperar y cosechar.
para que la mañana, la tarde y la noche nos de igual.

1 comentario:

  1. Sería bacán poder confiar en que cada átomo está en el lugar correcto, pero, ¿hay lugar correcto?.

    "Preparar, esperar y cosechar"... algún día voy aprender.

    Saludos (:

    ResponderEliminar