21 febrero 2007

Odiaría tener 7 en el 2007


Recién me fui al sillón a comer fideos con salsa, sentado frente a mi estaba mi gata que dormía plácidamente. Comí y me di vuelta sólo para sentir su energía y su paz que ella emite cuando duerme. Me sentí bien, senti muchas cosas con solo poder cerrar los ojos y quedarme en silencio. Claro, como no, si he pasado horas frente a una pantalla que está emitiendo carga quimica negativa y más encima con todo un cuento sistemico en el cual esto se desarrolla.

Entonces, se me vino a la mente mi querida infancia.. ¿Cómo? Pensando en la ciudad, en todo lo que pasa y me pregunté si para un niño de siete años sería mejor tener un computador con un giga de ram y procesador de doble nucleo o una bicicleta aro 26 con 24 cambios sincronizados. ... La respuesta creo que sería lógica, el internet de 600 kb/s ha sobrepasado las ganas de un niño de descubrir cosas obvias, de sentir cosas que antes haya sentido y de hacer actividades tontas e ilusas como dibujar, escribir, andar en bicicleta, correr o salir a jugar a las escondidas con los amigos. Y ahora, esto es más obvio. ¿Cómo vas a dejar que tu hijo salga a jugar por la avenida valparaíso o por Pedro montt? ¿No te das cuenta lo peligroso que está ahora todo?.

La gente cree en dios para justificar todas las cosas que no son capaces de hacer o de creer, y yo me doy cuando intento hablarles de su felicidad.

Todo lo que ves durante el día, es la clara muestra de lo bien que está todo, en realidad más que bien, es lo obvio.

En todo caso... aún así nadie saca algo deprimiendose.

2 comentarios:

  1. es lo que toca ahora. yo no sé, yo creo que fui muy felíz cuando chica inventando historias en el jardín gigante de mi edificio, andando en rollers, bici, scooter, jugando con mis amigos, dibujando, inventando, ahora, que más queda? en realidad es dificil todo esto, como complicado, las cosas son complicadas, es lo que tu dices...

    me da u.u

    ResponderEliminar