15 abril 2010

El que juzga se escuda en su propia maldad



Es como el tema de la vida.
¿Que es lo que nos critican? ¿El cambio de ilusiones?. Como si sólo fuéramos imaginación. Somos puentes, mutables, transformados, etéreos, constantes y volátiles. Esto es lo más concreto que puedo sacar de la definición de una persona.

3 comentarios:

  1. Creo que las contrariedades nos conforman esencialmente.

    Saludo!

    ResponderEliminar
  2. El que juzga como juez tiene muchas pruebas para condenar, el que juzga solo para opinar, tiene muy arraigada la discriminación y suele maldecir, aquí no se trata de palabras bonitas, o quien escribe mas lindo, el que juzga será juzgado, creo firmemente que cuando una persona habla mal de los demás, con, o sin fundamentos, se cree perfecto, o al menos mira a todo y todos desde arriba… conclusión hay tres clases de personas – las buenas – las malas y las enfermas – hay veces que se confunde malos por buenos, igual se los descubre esa enfermedad disfraza las personalidades se llama esquizofrenia y en algunos casos psicosis… gracias

    ResponderEliminar